Asuntos legales

Esta entrada la he redactado pensando en aquellos músicos prontos a un endorsment o trabajos con empresas, instituciones donde podrían verse involucrados sus derechos intelectuales.

    De acuerdo al músico y abogado Umberto Montiglio, es un asunto de pruebas. Para esto hay pruebas más contundentes que otras. Si bien es cierto la Ley de Derecho de Autor (en Chile al menos) indica que el hecho de publicar la obra te hace poseedor de ella, un registro en Propiedad Intelectual es una carta mucho más segura en la defensa de tus derechos.

    Registrar tus obras es solo el comienzo. Asumiendo que deseas masificar tu música la propiedad de tu obra obliga a cualquier persona a consultar su uso. Esto es particularmente importante en dos casos:

  • Cuando tu música genera ganancias económicas por el uso de terceros
  • Cuando no estás de acuerdo que se te vincule con ciertas personas, grupos o empresas.

    Sobre el primer caso lo primero es recordar que si alguien elige tu música -y no otra- es porque tiene resuena positivamente en el proyecto del interesado, siendo esto un factor de éxito en términos económicos. Esto no quita que ciertas instancias sean efectivamente una oportunidad y se pueda ceder. Una instancia será un oportunidad si es coherente a nuestras expectativas y proyectos.

   Una vinculación a una marca implica un riesgo de imagen; es por esto que muchas marcas cuentan con un "brand manager". Como músicos es bueno saber previo a cualquier firma la situación de aquella marca que nos auspiciará o negociará con nuestra imagen. Si mi música habla sobre ecología y mi endorser es demandado por contaminar las aguas de un río sin duda quita peso a mi mensaje artístico -como dice el dicho: "dime con quién andas y te diré quién eres". En Chile hubo dos casos que sonaron fuerte sobre esto: el de la banda nacional "Los Jaivas" con Falabella, y el de Calle 13 con la isapre "Masvida". Pueden chequear los titulares de ambas aquí y aquí.


    Si firmas un contrato para que alguien administre tus derechos ten cuidado de asegurarte un punto de control en caso que cosas como estas sucedan. Si bien la ley nº 17336 del Derecho de Autor (Chile) tiene una indicación para defenderse de un "mal uso", un contrato sin revisar podría complicar las cosas. Como regla general: si no te dejan llevarte un contrato para que lo revises, algo anda mal.

    En mi experiencia muy poca gente conoce sus derechos como creador o ejecutante poniendo así sus obras en peligro de copia o plagio, muchas veces sin percibirlo. También ocurre que agencias publicitarias u otros clientes desconocen la ley o se mueven al límite de lo ilegal ("que suene igual, pero distinto... ¿se entiende?").


   Finalmente, no olvidemos que los límites sobre nuestras creaciones los ponemos nosotros, pero necesitamos un respaldo legal para exigir plenamente nuestras demandas.

¿Sabes registrar canciones?¿Sabes qué es una sesión de derechos y en qué puede consistir?

¿Conocen las instancias de registro disponibles hoy en día? ¡Danos tu opinión o experiencia en los comentarios!